EL ANALFABETISMO FUNCIONAL, EMOCIONAL Y DIGITAL EN EL ÁMBITO LABORAL.
7 Marzo, 2020
Fortalecimiento de capacidades de personal DEMUNA, Defensores Comunitarios de la Municipalidad Distrital de Jesús Nazareno
7 Marzo, 2020

CUANDO LOS SERES HUMANOS ACTUAMOS COMO HACERES HUMANOS

Por Carlos Tapia de Souza Ferreyra (Perú), Experto en Talento Humano, Catedrático de la Escuela de Post Grado de la UPC

Hace algunos años, conversando con mi mentor me hacía la siguiente afirmación: “Los seres humanos estamos dejando de actuar como tales y estamos asumiendo cada vez más un patrón de comportamiento llamado haceres humanos”.

Para comprender de mejor forma esta apreciación, permítanme profundizar en el concepto de los haceres humanos. Es un patrón de comportamiento hacer humano, cuando los seres humanos destinamos gran parte del tiempo de nuestra vida en lo que tenemos que hacer, como una línea continua de obtener resultados, o cuando nuestra mente y atención está concentrada en lo que queremos tener y no en el disfrute de los estímulos de la vida.

¿Qué tan vigente es este comentario hoy en día? ¿Qué tan cierto es para nosotros el que los seres humanos estemos realmente asumiendo el patrón de comportamiento de haceres humanos? Veamos algunas actitudes en nuestra vida cotidiana.

¿A veces no sucede que los días se pasan y se siente que no se ha vivido? ¿Te has sorprendido diciendo o escuchando a alguien decir: “Que bárbaro se acabó la semana”?

Cuando alguien quiere establecer una conversación, qué tan familiar y frecuente te resulta escuchar o escucharte decir: “¿Que parte de no tengo tiempo no entendiste?”

Es muy común subir a un ascensor o llegar a un lugar en donde hay un grupo de seres humanos saludar y escuchar como respuesta el bendito silencio, porque nadie se digna a devolverte el buen día. Esto sucede posiblemente, porque puedes estar frente a ellos pero no te ven, ya que su atención está en lo que quieren tener y en lo que tienen que hacer. Esto se debe a que existe una preposición de la programación  neuro lingüística que señala que la energía va donde la atención va.

Es cada vez más común encontrar publicidad de los siguientes negocios: Lugares donde te enseñan nuevamente a abrazar asertivamente, a dar besos[2] y terapias de respiración; los dos primeros, se deben a que se borró la ruta neuronal y se perdió la habilidad de hacerlo. Las terapias se deben a que por estar en una constante obtención de resultados no tenemos tiempo para respirar profundamente. Steven Covey autor del libro “Los Siete Hábitos de la Gente Altamente Eficaz”, escribe con relación al caso del párrafo anterior y señala: “Primero lo primero”. Además, lo graficaba con el comentario que existen personas que dicen: “No puedo echar gasolina al carro, porque estoy manejando”.  Es común escuchar en broma, que los médicos ya no tienen que estudiar medicina, debido a que la gran mayoría de dolencias de los pacientes son por estrés y por lo tanto se limitan a preguntar: ¿Cómo es su trabajo?

Con respecto a la medicina, las últimas estadísticas le atribuyen al patrón de “haceres humanos” una contribución significativamente en el incremento de casos de cáncer o casos de suicidio.

En conclusión, el objetivo principal de nuestra existencia es ser felices, la pregunta sería qué estamos haciendo para obtener este objetivo.